Bicicletas de carretera

(126 Artículos)

  Género

Seleccionado:
  •  
  •  

  Fabricante

Seleccionado:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

  Cuadro (cm) Tenga en cuenta que el cálculo del cuadro según la altura sirve como una primera orientación. En la página de productos podrá calcular con precisión, por medio de la longitud de su pierna, el tamaño de cuadro ideal para la bicicleta elegida.

Seleccionado:

  Número de marchas

  • 11 27

  Peso

  • 6,6 12

  Tipo de material

Seleccionado:
  •  
  •  
  •  

  Colores

Seleccionado:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

  Precio

  • -
    Seleccionar

  Recomendaciones

Seleccionado:
ORDENAR
 

Tipos de bicis de carretera

Las bicicletas de carretera son uno de los tipos más populares que existen, ya que se pueden utilizar perfectamente tanto para todo tipo de desplazamientos diarios dentro de una ciudad, como para entrenar y también competir. A pesar de lo que pueda parecer, esta clase de bicis se clasifican en multitud de categorías diferentes que harán que la elección que uno esté a punto de realizar sea compleja y merezca la pena ser estudiada de cara a acertar con su compañera de travesías. De esta forma puedes encontrarte con los siguientes tipos:

Bicicletas de ruta

Son las bicicletas clásicas de carretera de toda la vida. Con el paso de los años se han ido especializando y dentro de esta gama han surgido diferentes subcategorías que podríamos ordenar de la siguiente manera. Bicicletas de carretera
  • Aero. Las bicis de carretera aero se caracterizan por tener por tener unas líneas muy agresivas. Tanto su horquilla como los tubos de su cuadro son bastante afilados (contrastando con los de otros modelos que son más bien redondos). En todo caso estas bicis han sido creadas para resultar aerodinámicas, rápidas y reactivas, aunque sacrifican un tanto la comodidad (debido a cómo absorben los baches y por la posición que el ciclista ha de llevar). Son bicis muy características y aunque cada una presenta sus propias particularidades, podemos ver detalles como frenos integrados en horquilla, vainas o bajo el pedalier, un tubo vertical integrado con la tija del sillín y con la rueda trasera o también una distancia corta entre sus ejes (al menos más corta que en el resto de categorías). Este tipo de bicis son ideales para triatletas que quieren competir en distancia olímpica y sprint (e incluso para triatletas de distancia Ironman que quieren una bici lo más polivalente posible que pueda adaptarse a todo tipo de pruebas), así como para corredores que quieran bicicletas muy competitivas y explosivas. Son el tipo de máquinas que suelen usar los sprinters dentro del pelotón internacional.
  • Gran Fondo. Podríamos decir que esta clase de bicis es las más cómoda que hay dentro de las de ruta. Aunque no fueron creadas con la intención de sacar el máximo potencial de cada ciclista a la hora de esprintar o escalar puertos, sacan a relucir su verdaderas cualidades cuanto más larga es la distancia a recorrer o cuanto más duro es el terreno por el que se ha de circular. Estas bicis se caracterizan por permitir adoptar una posición relajada sobre el manillar, por contar con unos tubos más gruesos y reforzados que otras opciones, por mostrar unas pipas de dirección sobredimensionadas y por poseer la mayor distancia entre ejes dentro de los modelos de asfalto. Por ello, su comportamiento es más dócil con aquellas personas que, queriendo disfrutar de la carretera, buscan una bici lo más cómoda posible, resultando ideal para corredores que sufran ciertos problemas de espalda, para ciclistas que entrenen en terrenos accidentados (carreteras mal pavimentadas o con adoquines), para deportistas más bien pesados o que vayan a entrenar durante muchas horas y que acumulen en las piernas grandes distancias. A estas bicis también se las conoce como confort y de fondo. Son el tipo de máquinas que se suelen usar dentro de las clásicas (especialmente en aquellas con pavé).
  • De carreras. Aunque estéticamente son más parecidas a las de gran fondo que a las aero, han de clasificarse independientemente. Pretenden buscar un balance perfecto entre polivalencia, rendimiento y comodidad, por lo que suelen ser los modelos más populares. Por norma general son las bicis más ligeras de todas (por lo que son la opción número uno a la hora de ser empleadas para escalar), son rígidas pero sin pasarse (por lo que las emplean muchos corredores que quieran competir), son ágiles y cómodas de manejar en bajadas. Aunque no cuentan con la explosividad de las aero, ni con la comodidad de las gran fondo, no tienen grandes puntos débiles, se adaptan a cualquier tipo de uso (competitivo o recreativo), terreno y corrredor. No es de extrañar que esta clase de bicicletas sean las predilectas por los corredores profesionales que buscan luchar por la general de las carreras más importantes, dentro del pelotón internacional.

Ciclocross

Aunque las bicis de ciclocross llevan muchos años entre nosotros ha sido durante estos últimos años cuando se han hecho más populares (junto a los modelos gravel), debido a su gran polivalencia en cuanto a los terrenos sobre los que puede ser usada. Si bien el ciclocross es una modalidad competitiva en la cual se organiza una carrera por campo, en circuitos más bien cortos, con algunos obstáculos y en ocasiones, sobre todo por la época en la que se organizan, con mucho barro, no es menos cierto que sus modelos de bicis están triunfando entre aquellos ciclistas que circulan mucho por carretera y de vez en cuando se aventuran en pistas de tierra. Sus cubiertas son considerablemente más anchas que las de los modelos de carretera puros y cuentan con tacos.

Triatlón

Estas son las bicis que hoy en día se utilizan en triatlones de media y larga distancia, así como para algunas pruebas olímpicas sin drafting. También son empleadas en carreras de ciclismo en ruta, dentro de la disciplina de la contrarreloj. Destacan por ser el tipo de bicicleta aerodinámica más avanzada y radical que existe, contando con unos acoples (aeromanillares), para garantizar una posición óptima del deportista y así arañar el máximo tiempo posible al crono. Este tipo de bicis por lo tanto también se conocen como de contrarreloj (aunque hay marcas que establecen algunas diferencias y publican en sus catálogos modelos diferenciados de contrarreloj y triatlón) y popularmente se las conoce como “cabras”. Por lo general son modelos bastante más caros que los de carretera normales, ya que son muy específicos, pensados para competir y para un público muy concreto.

En función del material del cuadro

El material a escoger es algo que siempre trae quebraderos de cabeza a los usuarios, especialmente cuando uno se está iniciando o cuando se tiene un presupuesto limitado. En esencia podemos ver dos materiales principales como son el aluminio y el carbono, mientras que luego hay otros dos que hoy en día aún cuentan con una presencia muy interesante en el mercado: el acero y el titanio. En resumidas cuentas podríamos establecer las siguientes diferencias y características:
  • Carbono. Por su ligereza, resistencia y rigidez, es el material más utilizado dentro de las bicicletas de carretera de alta gama del mercado. Sus cuadros suelen ofrecer también una muy buena tolerancia al estrés, por lo que en muchos modelos vemos cómo se logran soluciones muy cómodas. Para competir es el material más deseado del momento, así como por aquellos ciclistas que buscan progresar en su rendimiento, aunque su precio resulta bastante elevado.
  • Aluminio. Es el material más utilizado en las bicicletas de iniciación en nuestro mercado, ya que resulta relativamente barato para el fabricante y ofrece muy buenos resultados de cara al usuario final. Esto se debe a que es un tipo de material más ligero que otras soluciones (como el acero o el titanio), manteniendo un muy buen compromiso entre rigidez y comodidad. En los últimos años ha visto grandes mejoras incorporadas a sus aleaciones, logrando que haya bicicletas de carretera de gama media/alta que estén siendo muy bien valoradas por medios y compradores.
  • Acero. Es un material que durante muchos años fue el más empleado, aunque en los últimos tiempos ha ido cayendo en desuso. Es un material relativamente barato, con una gran durabilidad y muy resistente, aunque es bastante más pesado que el aluminio y el carbono (además de ser sensible a la corrosión si no se trata adecuadamente).
  • Titanio. Es el material más exótico de todos en cuanto a construcción de cuadros se refiere. Si bien es el tipo que potencialmente puede durar más, también es cierto que sus soluciones suelen más pesadas que las de aluminio y el carbono y además es ser mucho más caro que ellos, por lo que su uso hoy en día es relativamente escaso.

Las tallas de las bicis de carretera

¡Las bicis tienen sus propias tallas! Tanto es así que cualquier usuario que quiera hacerse con una bicicleta de carretera ha de tener en cuenta una serie de patrones clave antes de poder seleccionar su modelo deseado. Hoy en día existen algunas ideas erróneas en cuanto a cómo se han de tomar estas medidas, por lo que en Bikester hemos querido simplificar esta tarea con nuestra calculadora de tallas.


¿Necesitas ayuda?
Contacta a nuestros expertos si tienes alguna pregunta Lu-Vi: 10am – 4pm
911 161 763
Boletín informativo
Suscríbete ahora y obtén un cupón de descuento de 10€4. Descubre nuestra gran cantidad de promociones exclusivas y cupones de descuento.
Clientes satisfechos
¿Estás satisfecho con nuestro servicio? ¡Escribe un comentario y ayuda a otros clientes!
Escribir un comentario