Si no puedes ver la ventana de navegación segura de PayPal

haz clic aquí
para volver a abrirla.


Platos y bielas

(251 Artículos)

  Fabricante

Seleccionado:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

  Colores

Seleccionado:
  •  
  •  
  •  
  •  

  Precio (€)

  • -
    Seleccionar

  Recomendaciones

Seleccionado:
ORDENAR
Página1de
5
 
ORDENAR
Página1de
5

Amplia gama de platos bici carretera y platos

Las bielas y los platos forman parte del conjunto del sistema de transmisión (formado además por los pedales, la caja y eje del pedalier, la cadena y los piñones) y es donde se genera la fuerza de tracción de la bicicleta. Son componentes especialmente fuertes, pues reciben toda la potencia que el ciclista ejerce para hacer que la máquina avance. Van unidos a lo que se conoce como movimiento central (caja del pedalier) y son elementos que el ciclista puede personalizar para conseguir que la bicicleta se adapte lo mejor posible a su forma de pedalear. Así, aunque generalmente cuando se compra una bicicleta, trae de fábrica todo el movimiento central formando grupo (caja del pedalier, eje, bielas y plato del mismo fabricante y perfectamente adaptados entre sí), todas las piezas pueden ser adquiridas por separado, incluso de diferentes fabricantes, y crear un conjunto central de transmisión "a medida". Aunque para un ciclista "amateur" esto no suponga ninguna mejora en la conducción, en el caso de profesionales de la bicicleta, el simple cambio de un plato por uno mayor o menor, o más ligero, o la sustitución de unas bielas por otras más grandes, puede traducirse en un manejo más fluido y una mejor coordinación y aprovechamiento de las marchas en los diferentes terrenos.

Bielas y platos, repaso general

Las bielas suelen estar fabricadas de aluminio, para aligerar peso, y van unidas a la caja del pedalier con tornillos (en el caso de los ejes huecos) o con tuercas (cuando se trata de ejes macizos). La conexión entre las piezas es muy simple: la cabeza de la biela tiene un orificio cuadrado en el que encaja el extremo del eje que sobresale de la caja del pedalier. Una vez las dos piezas ajustan perfectamente, se coloca (sobre la tuerca o tornillo) un guardapolvos, es decir, una tapa que evita que pueda entrar suciedad que llegue a perjudicar el movimiento de rotación de la biela y el eje. La biela derecha lleva unos brazos para unirse a los platos que deben encajar perfectamente en las tuercas u orificios de aquellos. Los fabricantes suelen montar los movimientos centrales completos, pero si se adquieren por piezas hay que tener en cuenta la compatibilidad de todos los componentes para lograr un perfecto ajuste. Aunque existe un tamaño estándar de biela (normalmente son de 170 mm), se pueden conseguir de diversas medidas, especialmente indicadas para diferentes alturas. Así unas bielas de 175 o 180 mm serían las adecuadas para ciclistas con piernas largas, aportándoles una mayor comodidad en el pedaleo. Para medir la biela se toma la distancia entre el centro del orificio del eje y el centro de los pedales. Platos y bielas carretera Los platos pueden encontrarse en multitud de tamaños y en combinaciones de uno hasta cinco, aunque generalmente para las bicicletas de carretera (y montaña) se montan grupos de tres. Van unidos a la biela derecha por medio de pequeños salientes o largos brazos (en ambos casos cinco). Los brazos son más rígidos y por tanto más resistentes al uso, pero como en todo, el elegir un sistema u otro dependerá de los gustos y preferencias del ciclista. Suelen fabricarse en acero pues es un material resistente y produce platos de calidad, pero actualmente y dependiendo del tipo de bicicleta (más o menos profesional) pueden montarse platos de, por ejemplo, fibra de carbono, que son muy ligeros. Las bicicletas más sencillas y las de los ciclistas principiantes utilizan platos que no son totalmente redondos. Esto se debe a que las cadencias de pedaleo de los noveles distribuyen desigualmente la potencia en el giro de cada "pedalada". Cuando el ciclista adquiera destreza aprovechará toda la fuerza en cada vuelta, cambiando los desarrollos más adecuadamente, por lo que ya podrá utilizar platos redondos. El tamaño del plato dependerá de la forma en que se use la bicicleta y del terreno por el que se ruede. Así, en terrenos escabrosos con fuertes subidas, puede cambiarse el plato para llanear de 48 a uno de 32 dientes. Aunque no hay una regla definida (cada ciclista sabe lo que mejor se adapta a su forma de conducir y a su condición física), lo normal es utilizar grupos de tres platos de 28-38-48 dientes, pero para profesionales que utilicen la bicicleta en terrenos con fuertes desniveles, puede optarse por la combinación 24-36-48. Los modelos de dos platos (22-40) reducen peso, alejan la distancia del suelo y utilizan cadenas más cortas, pero requieren de un manejo más exacto de los diferentes desarrollos.

Platos y bielas de diferentes tipos para adaptarse a las necesidades de todos los ciclistas

Los grupos plato-biela, pueden encontrarse de diferentes materiales, pesos, longitudes de bielas... Una forma rápida de agruparlos sería por número de platos. Así pueden encontrarse movimientos centrales de:
  • Un solo plato. Pueden ser de aluminio o acero (estos últimos más resistentes y algo más pesados que los primeros). Normalmente vienen con el rodamiento interno (eje completo) incluido. Dos ejemplos en Bikester serían el Shimano FC-M640 y el Truvativ Descendant 1.1.
  • Dos platos. Son utilizados por ciclistas que conocen muy bien sus limitaciones y consiguen con una combinación de solo dos platos alcanzar los desarrollos sin apenas "saltos". Reducen un poco el peso total del grupo del movimiento central. Algunos componentes Shimano Ultegra y el Sram Red Exogram BB30 son dos buenos ejemplos de este tipo de platos.
  • Tres platos. Son los más usuales, tanto en bicicletas sencillas de carretera como en las MTB. Permiten desarrollos continuos que favorecen la marcha sin sobresaltos. Suelen traer la caja del pedalier completa e integrada. Como ejemplos: el Shimano XTR Hollowtech o el Shimano Deore FC-M590.

Todos los complementos y recambios para las bielas y platos

Si las bielas y los platos se pueden adquirir por separado, lo mismo sucede con todos los recambios que forman el sistema de tracción. Cajas de pedalier, ejes internos, accesorios de rodamientos, cassettes, pedales de todo tipo o incluso cubrecadenas y cubreplatos. Todo esto, además de ropa, cascos, zapatillas, mochilas y un largo etcétera, puede adquirirse en Bikester, especialistas en todo tipo de artículos para ciclismo.


¿Necesitas ayuda?
Contacta a nuestros expertos si tienes alguna pregunta Lu-Vi: 10am – 6pm
911 161 763
Boletín informativo
Suscríbete ahora y obtén un cupón de descuento de 10€4. Descubre nuestra gran cantidad de promociones exclusivas y cupones de descuento.
Clientes satisfechos
¿Estás satisfecho con nuestro servicio? ¡Escribe un comentario y ayuda a otros clientes!
Escribir un comentario