¿Compro una bicicleta eléctrica?

Te damos unos motivos para probar

¿Compro una bicicleta eléctrica?

Ibán Vega, el autor de este artículo, recoge diariamente en su blog «El Cuaderno de JoanSeguidor» su experiencia como redactor en las revistas Ciclismo en Ruta, Ciclismo a Fondo y Meta 2Mil. También fue colaborador de Radio Marca, jefe de prensa de la Federación Catalana de Ciclismo y colaborador en guiones televisivos del programa «A Ritme de Pedal» que retransmitió la televisión catalana.
En esta ocasión nos habla de los motivos para la compra de una bicicleta eléctrica, tu nueva compañera de viaje que hará que disfrutes más de tus salidas y superes retos que antes parecían imposibles.

iban de joanseguidor.com

Desde el inicio de los inicios, la bicicleta eléctrica no ha pasado desapercibida. Estar subiendo un puerto y asistir cómo un ciclista te repasa por el exterior de una curva, a unas velocidades dignas de un profesional, fue algo que pesó en la moral de más de uno, lo admito.

Pero aquel ciclista, que no siempre tenía la fina línea que se le supone al colectivo, estaba sacando partido a su bicicleta eléctrica, la última revolución de una industria que, cuando parece que no tiene más que sacar, va y es capaz de dar una vuelta de tuerca a la realidad y sorprender al personal.

bicis electricas

La bicicleta eléctrica ha sido una revolución, como decimos, además en toda regla. Su irrupción ha reanimado, por ejemplo, unas ventas que algunos sitios languidecían y se ha puesto en el top de ventas de muchos sitios.

Por eso, y porque mucha gente la está probando, queremos daros unos motivos para tiraros a la piscina con la bicicleta eléctrica, pero lo haremos por partes.

Si eres ciclista de carretera…

La bicicleta eléctrica hará bueno ese lema olímpico, ya que estamos en año de Tokio 2020, de “más alto, más fuerte, más rápido”, e incluso añadiría otra más: “más lejos”.

Y es así, la bicicleta eléctrica de carretera abre horizontes de espacio enormes, salidas más lejanas, lugares más recónditos e incluso puertos que con una bicicleta normal te ponen en apuros.

Probar una salida en este tipo de bicicletas es toda una experiencia y también un reto por que se impone ser prudente en el manejo de la batería y la gestión de la misma. No es cuestión de estar todo el rato con el “modo cohete”, hay momentos y momentos. Eso sí las marcas se han puesto las pilas, nunca mejor dicho, en la autonomía de sus productos, no les quedaba otra.

La bicicleta eléctrica es una ayuda, un empujoncito, quizá el necesario para ir con esa grupeta que te llevaba siempre con el agua al cuello. Palabra de ciclista que la ha probado.

El crecimiento de las e-bikes por todo tipo de carreteras, se ven cada vez más, ha empujado a marchas cicloturistas a aceptarlas en sus rutas, un aliciente más para completar distancias que para muchos suponen un muro.

ebike carretera orbea
© Orbea

Si eres ciclista de montaña…

Una bicicleta de montaña eléctrica es una opción muy razonable en tantas y tantas sendas imposibles, con pendientes que superan cualquier raciocinio.

Además, muchos pros han utilizado la bicicleta eléctrica para mejorar sus entrenamientos. Algunos como el medallista olímpico Carlos Coloma han disfrutado de sus cualidades, llegando a admitir que los entrenamientos resultan agotadores, pero de un provecho tangible.

mtb electrica
© Orbea

Si eres ciclista de ciudad…

La profusión de sistemas de transporte individuales y eléctricos por las urbes ha sido una constante de la que no han escapado las bicicletas. Hay todo tipo de ciclos para ir por la ciudad, desde las fixie que se pusieron de moda hace unos diez años a las bicicletas plegables.

Ahora el “combo” es una bicicleta plegable y eléctrica. Al margen de los patinetes eléctricos, que surgen por doquier, una bicicleta eléctrica plegable es una opción urbana de movilidad extraordinaria, al margen de sostenible, no ocupa sitio, cabe en todos los sitios, permite la intermodalidad -coger otros transportes- y ahora “sufrir” en las no pocas cuestas que salpican nuestras urbes.

Cosa importante cuando adquiráis una bicicleta eléctrica: pensad en el taller que tenéis cerca de casa y si está capacitado para manejar una tecnología que en muchos sitios es terreno por explorar. No todos los mecánicos están capacitados para “meterle mano” a una e-bike, aunque sí que es cierto que cada vez más están al día en el manejo de estas máquinas.

ebike ciudad orbea
© Orbea