La bicicleta, ante un momento histórico

La bicicleta, ante un momento histórico

Ibán Vega, el autor de este artículo, recoge diariamente en su blog «El Cuaderno de JoanSeguidor» su experiencia como redactor en las revistas Ciclismo en Ruta, Ciclismo a Fondo y Meta 2Mil. También fue colaborador de Radio Marca, jefe de prensa de la Federación Catalana de Ciclismo y colaborador en guiones televisivos del programa «A Ritme de Pedal» que retransmitió la televisión catalana.
En esta ocasión nos habla del boom que está experimentando la bicicleta tras desatarse la pandemia del COVID-19. Al menos podemos encontrar algo positivo de está situación tan inusual.

iban de joanseguidor.com

Lo que durante las largas semanas de confinamiento por la pandemia del coronavirus era un vaticinio lleno de sentido, pero vaticinio, ha tomado forma una vez la realidad nos ha devuelto a las calles: la bicicleta está en un momento dulce que debe aprovechar.

Y eso se lee en la prensa, hablando con actores de la industria del pedal, con gente del mundillo. Un titular sería “la gente está sacando su vieja bicicleta del trastero”, otro “la bicicleta se impone en la nueva ciudad”.

Vemos urbes como París siempre atascadas de tráfico, con ciclistas “rebotados” hace muchos años, que decían que era imposible ir por la ciudad sin que un coche pusiera en peligro tu vida, ahora tomadas por ciclistas que van y vienen, a su ritmo, con su ropa y aspecto, de toda condición y sexo, circulando en ordenadas filas indias, yendo a donde hace cuatro meses, sólo podían ir en coche o transporte público.

Los nuevos adeptos de la bicicleta

Y ahí está el momento histórico, en lograr que esa gente que, por cuestiones de distancia social o reparo a ir en metros o buses atestados de personas, se quede y siga con su vida sobre una bicicleta.

Son varios los grupos de personas que podrían entrar en ese nuevo público ciclista, tan inesperado como bienvenido para marcas y distribuidores que anuncian incrementos históricos de ventas y facturación.

Ya se sabe cuando unos sectores sufren, otros están en la cresta de la ola.

Y ese instante dulce ha llegado para la bicicleta. Partiendo de la base que hay tres grandes usuarios: desde el que la tiene como elemento deportivo y de culto a la vida sana, al que la utiliza por el placer de viajar y conocer y el que va al trabajo y a los sitios con ella.

Este último grupo incluye una masa de ciclistas advenedizos que se han dado cuenta de lo útil que es la bicicleta en la ciudad. Una máquina que te transporta al albur de tu propio movimiento y ejercicio, que no ocupa sitio, que es eficiente y sostenible y que te mantiene a distancia del resto.

hombre bicicleta

Vemos que algunos de estos nuevos usuarios entran poco a poco, recuperando una bicicleta del trastero. Si la experiencia le cunde, si el resultado le va bien, seguramente vaya a más, y el año que viene quiera mejorar, tener una mejor bicicleta, más accesorios para la bici y de ahí quedarse para siempre.

¿Cuántos de ellos se quedarán?

Ahí hay un trabajo de todos, desde los propios profesionales de la industria a la propia administración que formule mensajes positivos sobre la bicicleta y cree la infraestructura adecuada para que ir sobre la bicicleta no sea un peligro.

Si el círculo se cuadra, el resultado lo veremos pronto y tenedlo claro, a más ciclistas llegan otros más, y mejora el ambiente frente al ciclista y las infraestructuras a su alrededor… es un circulo virtuoso.

Los jóvenes de la bicicleta

Otro segmento que está por explotar y que empieza a mostrar interés por la bicicleta es cierto público joven.

Nos decían hace poco “si los jóvenes ven cool la bicicleta, el efecto será duradero” y es una gran verdad, un boom que conviene cultivar y cuidar en una sociedad en la que lo sostenible, duradero y eficiente va a triunfar.

Y no es sólo la bicicleta, es todo lo que le rodea, y no sólo cosas obvias, como candados, luces o casco, también ropa, mochilas y complementos que definen a una sociedad que irá en bicicleta a los sitios, pero que, si lo hace arreglada, mucho mejor.

Si la bicicleta aprovecha el momentum, esta cresta de la ola puede ser histórica.

joven en bicicleta